Maligno Rumor

rumor

La temeraria afirmación de la diputada Pía Guzmán, el año 2003, acerca de la participación de políticos en actos de pedofilia, desató una incontenible ola de rumores acerca de la identidad de los parlamentarios en la mente de la acusadora. Rumor es información que no está respaldada por evidencia, ya sea porque se trata de una mentira o porque no ha sido posible obtener pruebas acerca de su veracidad. Los rumores son particularmente corrosivos cuando, aún siendo falsos, resultan verosímiles para la opinión pública. El desgaste de la política, que en esos años estaba en sus albores, los escándalos de corrupción de la época (MOP-GATE, por ejemplo), y la irrupción de noticias vinculando sacerdotes a actos de pedofilia, entre otros, dieron visos de realidad a la información entregada por la diputada Guzmán, aunque sus dichos nunca fueron corroborados. Si hay curas pedófilos, ¿porque no habría de haber políticos pedófilos? Esta relación de causalidad espuria es precisamente en donde reside la potencia de las imputaciones que hizo la parlamentaria en ese tiempo. Continuar leyendo